Exportaciones de ganado
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

El cierre de exportaciones solucionaría el alza del precio de la carne, ¿Mito o realidad?

Por: Eduardo Kerguelen Espinosa

Al hacer referencia sobre las exportaciones, hay que hablar de crisis inflacionaria en Colombia, relacionando inmediatamente el debate que se ha estado dando en los últimos meses alrededor del notable incremento del precio de la carne bovina en el país, tanto, que los protagonistas de la cadena cárnica hemos estado analizando posibles hipótesis de lo que está sucediendo y por qué no, también soluciones que podrían ayudar al sector.

Por ejemplo, se debe mencionar que algunos de los insumos pecuarios han triplicado prácticamente su valor hasta en un 150%, incidiendo directamente en el primer eslabón de la cadena cárnica, los productores.

Un bulto de sal mineralizada que antes se compraba en $50.000, hoy se encuentra en el mercado entre $130.000 y $140.000, tres veces más costoso que hace varios meses. Igualmente, la urea, otro recurso primario que se utiliza en las actividades agropecuarias, costaba $58.000 y ahora vale alrededor de $240.000.

Le puede interesar: Subastar, 13 años liderando la globalización ganadera de Colombia

Lo anterior refleja que los costos de producción para el ganadero tanto grande, mediano o pequeño, se han visto impactados por el alza de estos insumos y por ende este es un factor que sí o sí incide en el valor del producto cárnico.

Todo se ha encarecido, allí es donde como gremio coincidimos en que el Gobierno Nacional estableciendo una política clara de intervención puede mediar en lo que actualmente se asume de aranceles como el impuesto de degüello ($32.000), que en Córdoba se paga el más alto de todo el país, sumado a la cuota de fomento ganadero ($25.000). Sí bajamos el costo de producción, seguramente seremos más competitivos, podríamos mejorar los indicadores a nivel de ganadería y se reflejaría también en el precio final del producto.

Hay mucha gente que sin conocer la realidad del sector vs la del consumidor dice que la ganadería está en bonanza, eso no es realmente así, ya que sí bien es cierto ha aumentado el precio de la carne, pero el del novillo gordo ha bajado, y aun así este indicador 1. No se evidencia a favor del consumidor en la góndola y 2. tampoco del lado del productor que por el contrario está recibiendo un incremento exorbitante en los insumos que ya se mencionaron.

El cierre de exportaciones de ganado bovino en pie no es la solución y es importante dejarlo muy claro con argumentos, por el contrario, traería consigo graves consecuencias:

1. El ganado de Levante se depreciará al perder el mayor mercado que les demanda para abastecer las necesidades cárnicas de los países que hoy lo compran.

2. Cerrar las exportaciones es regresar a una ganadería que no era competitiva, una ganadería de carne improductiva y desincentivada.

3. El país perdería un provechoso comercio relacionado con esta actividad que dinamiza otros sectores económicos.

4. Hoy en día el 93% de las exportaciones de carne (producto final) las realiza una sola empresa, por ende, al restringir las de ganado en pie ocasionaría caer en un monopolio, ya que no habría competidores o dinamizadores provenientes de este último tipo de exportaciones.

5. Afectaría gravemente el bienestar de unas 350.000 pequeñas familias productoras de ganado, quienes son los mayores dinamizadores de esta economía, ya que crían su ganado a base de ordeño doble propósito, realizando cruces con razas europeas, convirtiendo sus ejemplares en los más apetecidos por el mercado internacional, están incluso por encima del cebú tradicional que 10 años atrás tenía la mayor demanda.

Según Fedegan, durante el año 2021 este comercio totalizó 247.171 semovientes por un valor de 151,5 millones de dólares. Sin embargo, los movimientos a lo largo de la cadena productiva pueden variar entre $850.000 millones a $950.000 millones de pesos. Es decir, alrededor de $1 billón al año.

Incluso, en el primer semestre de este año las exportaciones de ganado en pie sumaron a la canasta exportadora colombiana la cifra de USD 198,6 millones, y el total de las ventas internacionales (carne y novillos vivos) alcanzaron a USD 285,4 millones.

Por último y no menos importante, si analizamos a profundidad el caso Argentina, basta para que tomemos de referencia a este país que en 2006 intentó una medida muy similar a la que plantea el gobierno, el cierre de exportaciones por 180 días que terminaron en 10 años, y cuyos resultados fueron carne 300% más cara, 12 millones de cabezas menos, 12.000 empleos perdidos, cierre de más de 125 frigoríficos, afectación en el ingreso de divisas al país y otras lamentables consecuencias.

Suscríbete a nuestro boletín

¡Enterate de todas las novedades y los eventos ganaderos!

Al suscribirte aceptas nuestra política de tratamiento de datos